A la Ermita de Peñamira


(aprox. 11 km ida y vuelta)

Ficha:

Tiempo a invertir por la pista: Entre 1.30 y 2.00 horas para cada sentido de la ruta.

Longitud: 5,5 kilómetros en cada sentido de la ruta.

Desnivel: 101 metros (Muriel, 869 metros; collado Rancho, 970 metros).

Dificultad: Algunos tramos de la pista son bastante empinados. No hay ninguna otra dificultad, al transcurrir por pistas anchas, excepto suelos embarrados después de lluvias.

Material: Botas de marcha, bastones, agua. En verano protección solar.

Recomendaciones: Parte del recorrido por el interior del desfiladero puede estar embarrado por las lluvias.En esta ruta, no vamos a encontrar fuentes (llevar suficiente agua) ni áreas recreativas así es que para comer recomendamos llevar algo de comida.ruta

Salimos de la Casa hacia la derecha por la calle de la Fuente hasta llegar al campo de futbol, desde allí empezamos la ascensión por la pista rumbo Sur con un primer tramo  entre olivares, hasta alcanzar una barrera para impedir el tráfico rodado.  Recordad que al estar en un parque natural, está prohibida la circulación por vías con vehículos a motor.

A partir de ese momento, la pista se empina  durante unos metros para ascender por una primera subida bastante empinada la lleva hasta el cerro de Las Cabezuelas.

A la izquierda separándonos unos metros de la pista podemos ver par de la cola del pantano entre los repoblados pinosP3264845

La ruta continua por una pista bastante ancha, lo único que si es temporada de lluvias podemos encontrar el camino bastante embarrado, por lo que si es así a partir de este punto no es recomendable seguir ya que aumenta mucho la dificultad.

A partir de este punto la piste transcurre principalmente por un bosque de pinos de gran belleza en el que, con un poco de intención y paciencia, podemos ver los animales que lo habitan: ardillas, corzos, jabalíes, perdices, liebres, pico picapinos, aves rapaces, somormujos…etc.
Se recomienda llevar prismáticos puesto que la posibilidad de ver animales es alta y sobre todo si no se hace mucho ruido.P3264854

Tras una hora de caminata subiendo y bajando llegamos al “collado Rancho”, es inconfundible ya que tendremos una subida empinada con la pista bastante estropeada y a la derecha un barranco de tierras rojizas.

Unos metros más adelante la pista se bifurca, debemos seguir de frente descendiendo al    “barranco del Madroñal” y a continuación volvemos a ascender en una curva y recurva al “collado de Los Yesares”, al que sigue un nuevo descenso.

Ya desde aquí en dirección izquierda podemos descubrirla espadaña de la nueva ermita recortada sobre las aguas del embalse.

Ermita de Peñamira

El final de la bajada coincide con el empalme de una pista, esta pista que nos llega por nuestra derecha, va hasta La Mierla ya en este tramo de pista está permitida la circulación.  Nosotros continuaremos hacia nuestra izquierda y en un kilómetro escaso alcanzaremos nuestro objetivo.

Tras ella, la ladera desciende hasta las aguas, sobre las que surgen las estilizadas agujas que dan pistas de la hermosura que fue el desfiladero desaparecido.Ermita de Peñamira

Por cierto, desde aquí cuando el pantano está bajo de agua, se pueden hacer caídas al agua desde 5-6 metros ya que este antiguo desfiladero tiene una gran profundidad.

Pantano Beleña

Historia de la Ermita:

Tres disgustos se llevó la Virgen en el siglo XX.

El primero se lo dio la guerra: en el verano de 1936, su talla fue hecha trizas, siendo sustituida tras la contienda por otra de ínfima calidad.

Luego este campo de Peñamira, que así se llamaba, se le vació de fieles por efecto del éxodo rural –segundo disgusto– y la ermita cayó en el más ruinoso de los olvidos.

Así no es de extrañar que, al construirse la presa de Beleña –en 1982, tercer disgusto–, la Virgen, si aún restaba algo de ella, naufragara en las aguas embalsadas del Sorbe ante la mirada impávida de los cuatro ancianos que quedaban en el contorno.

Antes de la finalización de la presa de Beleña – 1981

imagesZXPZPGY6

En 1984, y a propuesta del periódico ‘Nueva Alcarria’, un grupo de buceadores madrileños intentaron rescatar la talla, pero lo único que vieron fue una masa informe de escayola decorando esta nueva mansión de carpas y barbos.

 No obstante, con algunas dovelas y sillares esquineros recuperados ‘in extremis’ de la ruina anegada, se erigió otra ermita en 1997, que es la que hoy se alza al pie del cerro Bermejo, en la orilla occidental del embalse.

Siete son los pueblos que rodean el embalse y que, resucitando la perdida tradición, acuden en romería a la ermita el último sábado de mayo, a saber: Aleas, Montarrón, Torrebeleña, Beleña de Sorbe, Puebla de Beleña, La Mierla y Muriel.

 Sólo los dos últimos disponen de camino directo. El de La Mierla, al sur de la ermita, es una excelente pista de tierra, pero tiene el inconveniente de que romeros, pescadores, bañistas y domingueros en general se meten con toda clase de vehículos.

Cuentan las crónicas que en 1982 un pantano se tragó el estrecho más hermoso del río Sorbe. Aunque ya eran tiempos de la democracia, el hecho es claro heredero de las maneras franquistas, distinguidas en lo que en materia de obras públicas se refiere por la pertinaz erección de pantanos en cualquier rincón de la geografía patria, sin el menor miramiento por lo que allí hubiera. En efecto, la llegada de las aguas supuso la sepultura de un paraje sobresaliente y de la ermita en él enclavada, arruinada durante la Guerra Civil, y en la que antaño recibía culto la Virgen más querida de la comarca.

Señalan las mismas crónicas que la talla de la Virgen que protegía la ermita, se perdió para siempre en el lecho del embalse, del mismo modo que la de la también muy apreciada Santa Apolonia, patrona del gremio de los odontólogos. De manera que cuando se reconstruyó el templo, una década más tarde de la llegada de las aguas, a un kilómetro de distancia de su primitivo emplazamiento y unos cuantos metros más arriba, se colocó una nueva figura de la Madre de Dios.

Del mismo modo, concluyen las citadas crónicas, entonces se recuperó la romería en honor de la Virgen de Peñamira, ya en la nueva ermita.

images

 

La romería:

Como cada año el último sábado del mes de Mayo se celebra la Romeria que se ha recuperado por hijos y familiares de antiguos vecinos de los pueblos a los que pertenece la Ermita.

Esta se realiza siguiendo tradiciones antiguas, se da una misa antes de comenzar la “anda” para después pujar por los brazos para ver quienes son los cargadores de la Virgen.

de romeria

Una vez ya tenemos fuera de la Ermita a la Virgen se vuelve a pujar, esta vez  por las cintas que lleva colgada la Virgen llegando habitualmente estas a los 50/ 60€ y son disputas entre los fieles por ser quien tiene mas devoción por su Virgen.

A partir de aquí comienza la “anda” que es un pequeño paseo alrededor de la Ermita portando el icono.

En los últimos años el grupo Duzainero de Alcalá de Henares ha sido quien con sus dulzainas a puesto música dándole aún si cabe más autenticidad a la romería con sus dulzainas.

Una vez la “anda” ha finalizado, llegados de nuevo a la puerta de la Ermita se procede a hacer de nuevo las pujas por los brazos para ver quienes tienen el honor de introducir a la virgen de nuevo en la Ermita donde reposará en espera del Mayo próximo para volver a pasear por estos lares.

Una vez finalizada la subasta y acompañada por las notas del Himno Nacional, proceden los cargadores en los últimos pasos de la Virgen hacia su descanso.

Después de esto y ya en un tono más familiar y festivo, todos los vecinos ataviados con viandas de todo tipo preparan su mesas, sillas o mantas si fuere preciso para tomar el almuerzo, darse un baño o tomar una buena siesta debajo de una carrasca, dejando así caer las últimas luces de un día que si bien se repite año tras año por el hecho de la romería, algunos amigos estamos cogiendo costumbre de repetirlo en ocasiones en las que la temporada de descanso nos lo permite.

 

En Resumen, algo típico que por su paz, entorno y salud todos deberíamos hacer al menos una vez.

 

Vuelta:

Podremos elegir volver por el mismo camino en sentido inverso (ruta recomendada) o bien por otra ruta alternativa no marcada y que si bien es algo más cansada, en verano con el baño y las pequeñas aventurillas que se suelen producir es de lo más divertida.

Si el pantano está bajo de agua tendremos que sortear la recula llamada “Covazucar” por un desfiladero que si el suelo esta húmedo es algo peligroso, pero siempre queda cruzar a nado lo que hace que este sea un camino recomendable en verano y así nos refrescamos de los calores de la caminata.

 

Si hemos decidido apostar por esta ruta, seguiremos la margen  izquierda del pantano, no tiene perdida.Pantano Beleña

Durante bastante rato caminaremos lo más próximos al agua hasta llegar a un camino por el que ascenderemos un tramo para pasar enfrente del “pozo oscuro”  esta es la zona más estrecha de todo el pantano, en la pared de enfrente veremos una cueva natural a la que sólo se puede acceder cunando el pantano está verdaderamente lleno.

 

A partir de aquí descenderemos levemente, durante este si vamos observando el suelo, podremos encontrar los restos de lo que fue un antigua ruta Romana. Se pueden observar partes de la calzada. En este lugar fue descubierto hace no muchos años un “pasa riendas Romano.”

 

 

 

Se conservan en el Museo Arqueológico Nacional dos pequeños bronces relacionados con el culto a Atis, el pastor frigio, servidor y amante de la diosa Cibeles. Fueron estudiados y publicados, en su día, por Augusto Fernández de Avilés, uno de los mejores maestros del Instituto Rodrigo Caro del C.S.I.C.

  1. Augusto Fernández de Avilés, (1908-1968).

Breve nota biográfica: Augusto Fernández de Avilés y Álvarez de Ossorio (Madrid,1908-1968) en el tomo V de la Gran Enciclopedia de Madrid, Castilla-La Mancha, era Director del Museo Arqueológico Nacional en el momento de su muerte..1968

Como docente, impartió cursos en la Universidad de Murcia y en la Complutense de Madrid y otras muchas instituciones de la época. Fue miembro del Instituto Arqueológico Alemán y de la Asociación de Arqueólogos Portugueses.

El pasarriendas de carro romano alusivos al culto de Atis que por sus características y fechas tiene gran interés para el seguimiento en época tardía, del culto metróaco en Hispania.

Pasarriendas de bronce romano, hueco, de pátina rojiza con manchas verdosas y rozaduras doradas que fue adquirida por el museo en 1950 mediante compra a su propietario don Ángel Sanz García (fig. nº 1). Procede de Poyato de Peña Cabra (Muriel, provincia de Guadalajara) y sus medidas son: 17,2 cm. de altura, 14 cm. de longitud; caja, 5 x 4,8 cm. de lado. Este interesante objeto ha sido fechado en el siglo IV de la Era.

Pasariendas romano de bronce. Procede de Poyato de Peña Cabra (Muriel, Guadalajara). Siglo IV d.C. MAN.

La descripción que del mismo hizo Fernández de Avilés, es la siguiente:

“Busto masculino juvenil de frente, asentado directamente sobre la caja troncopiramidal, de planta casi cuadrada y pequeño zócalo liso, al que se fijan las anillas semiovaladas que arrancan de cerca del extremo superior de aquélla. Dichas anillas figuran tallos vegetales cilíndricos, de los cuales brota, hacia su mitad, una fila de tres hojas sobre un collarino y, más arriba, una hoja mayor que enlaza, como refuerzo, con los extremos de la base del busto, rematados por sendas esferillas. Es, pues, un tipo de anilla intermedio entre el de “S” y el de “D”. Ocupando el frente de la caja se ve grabado un esquema arbóreo, constituido por un motivo cónico de vértice redondeado de cuyos lados parten tres pares de apéndices corniformes a modo de ramas.

El personaje va vestido con túnica o manto que deja libre el cuello y se prende, bajo la garganta, con una fíbula circular. Cubre su cabeza con un gorro frigio, cuyas orejeras levantadas permiten ver la parte anterior del cabello circundando casi la cara y peinado hacia atrás en cuatro crenchas o rizos a cada lado, que llegan a tapar las orejas. Las facciones, de tosco modelado, muestran grandes ojos, muy abiertos con párpados en relieve y boca indicada con cincel. El dorso aparece totalmente liso y sólo se acusan el resalte del zócalo y el arranque del busto.

En cuanto al personaje figurado, aunque el gorro frigio lo llevan dioses, héroes, algún emperador divinizado y esclavos bárbaros asiáticos, cabría suponerle Atis, como tema icónico más general e importante; atribución confirmada por el profesor García y Bellido, quien ve en el grabado arboriforme del plinto el simbólico pino consagrado a aquella divinidad”.

 

Una poco más adelante y si el pantano está muy lleno parte de este camino puede estar anegado obligándonos  a ascender un poco en la ladera o bien a mojarnos los pies.

Aproximadamente a 200 m. ya nos encontraremos con la última dificultad orográfica que es un paso sobre roca horadada (para que el calzado no escurra) y que en caso de estar mojada es recomendable ascender ladera arriba unos metros para volver a descender una vez sorteada  para ahora si continuar por el camino hasta el pueblo.

Pocos metros más adelante, si descendemos un poco, tras un pequeño saliente veremos la entrada a la cueva del Gorgocil, si el pantano esta bajo estará descubierto.gorgocil

Pero esto se lo dejamos las personas expertas en espeologia dada la dificultad que tiene la misma.

Esta ruta nos llevará unas 2 horas.

 

 

 

 

2 respuestas a A la Ermita de Peñamira

  1. Francisco Domínguez Cocha dijo:

    Prodonde se ba mejor a la ermita desde Humanes Guadalajara

    Me gusta

    • Buenas noches Francisco:

      La manera mas sencilla es por la CM 1004 es uno 30 minutos y 24 km aproximadamente. coge la CM-1004 dirección Tamajon durante 13km hasta encontrar el cruce con la Mierla a tu derecha.
      Una vez allí tomas la GU-189 y continuas la carretera pasando el pueblo de La Mierla cuando lleves unos 6 km recorridos en la GU-189 en una recta larga en bajada verás a tu izquierda un camino, tomas este durante unos 4,5km. aprox. vas ir encontrando un par de caminos que salen a tu izquierda sigue recto y llegaras a la ermita.

      No tiene perdida.

      Adjunto uno pantallazo del mapa y el detalle del cruce del camino.

      Que disfrutes el paseo
      Saludos
      Luis

      Me gusta

Deja tu consulta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s